Inicio / Más Lectura / PASEO TABASCO. El sorpresivo “Verano Mexicano”

PASEO TABASCO. El sorpresivo “Verano Mexicano”

Roberto Barboza Sosa

Hace 30 años, un mediodía en una de las calles de la Zona Luz de Villahermosa, se registró un encuentro casual e intercambio de saludos, entre un joven abogado y un ya adulto que empezaba a construir un incipiente liderazgo político en Tabasco.

Ninguno de los dos tenía tenía como proyecto de vida, ni se lo imaginaban, el papel histórico que hoy tienen frente a sí.

Jamás pasó por la mente de ambos que décadas después el destino los llevaría a dirigir juntos un estado y un país.

Ni tampoco, como nadie en el país, se imaginaba lo que ocurriría en estas elecciones de 2018: el “Verano Mexicano” que cimbraría al vetusto sistema político mexicano con el fenómeno de Morena.

Precisamente tres décadas atrás, en aquel apacible Tabasco, quienes hoy son actores políticos del fenómeno electoral registrado, tuvieron un fugaz encuentro callejero donde solo intercambiaron saludos.

Ninguno imaginaba, ni en lo más remoto de sus pensamientos, que serían protagonistas de un tiempo histórico de la democracia.

Transcurría el año 1988, el tranquilo y apacible Tabasco de esa época iniciaba a convulsionarse políticamente.

El joven abogado por la UJAT – recién había regresado de realizar estudios de postgrado en el extranjero-, comúnmente acostumbraba caminar por la Zona Luz. Como siempre salió de su pequeña oficina, asignada en el despacho de su padre, en la calle 5 de Mayo.

Ese joven abogado, Adán Augusto López Hernández, se dirigía por la calle Aldama, casi esquina con Lerdo (por la paletería La Michoacana), Adán, y se topó casi de frente con Andrés Manuel López Obrador, quien venía sobre Aldama, con dirección a 27 de Febrero.

Tras el saludo de mano, Adán Augusto le expresó la admiración por su lucha, en ese entonces casi solitario y con un régimen en su contra encima.

“Los jóvenes estamos con usted licenciado”, le expresó el joven jurista al entonces representante en Tabasco del Frente Democrático Nacional (FDN), quien sonriente agradeció ese apoyo. Solo una persona fue testigo de ese diálogo.

Era la primera vez en la historia contemporánea, que la incipiente democracia tabasqueña contaría con un actor político opositor al PRI.

En el siguiente año, se fundaría en el país y Tabasco, el Partido de la Revolución Democrática. Y aquí dio fe de la constitución del PRD, el Notario Público, Payambé López Falconi, padre del actual gobernador electo del estado.

En ese 1989, en México, por primera vez el PRI perdería una gubernatura, la de Baja California; y a nivel mundial estaría marcado por la caída del Muro de Berlin, entre algunas revoluciones en países del Bloque del Este.

Ni imaginarse en aquella época el impacto actual del internet y las redes sociales, así como las tecnologías de la información y comunicación, en general.

Ahora, 30 años después —con un país convulsionado por la inseguridad, impunidad, desempleo, corrupción, políticos abusivos e insensibles—, Adán Augusto López Hernández y Andrés Manuel López Obrador, llegan para enfrentar el reto de dirigir a Tabasco y México, respectivamente.

Acerca redaccion2 redaccion2

Consulta Tambien...

PASEO TABASCO. La maldición de la política de ocurrencias.

Facebook Twitter Google+ Print Email WhatsAppRoberto Barboza Sosa Pues los habitantes del municipio de Centro, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PASEO TABASCO. El sorpresivo “Verano Mexicano”

Roberto Barboza Sosa Hace 30 años, un mediodía en una de las calles de la Zona Luz de Villahermosa, se registró un encuentro casual e intercambio de saludos, entre un joven abogado y un ya adulto que empezaba a construir un incipiente liderazgo político en Tabasco. Ninguno de los dos tenía tenía como proyecto de vida, ni se lo imaginaban, el papel histórico que hoy tienen frente a sí. Jam