Inicio / Cultura / ELOGIO DE LA HAMACA

ELOGIO DE LA HAMACA

María del Pilar Rodríguez

Muchos años de vivir en el trópico, me han hecho adicta a esta maravilla: “Cuna de los dioses”, chinchorro, columpio o como la conozcan: ¡¡La hamaca!!.

Ese “dormir entre redes” y árboles de los nativos que sorprendió a Colón cuando la descubrió en las Bahamas, allá por 1492.

Al principio no sabía ni como subirme, me caía, me mareaba o se me revolvía el estómago. Hoy soy una experta y su adoradora.

No sé si sea bueno o malo dormir toda la noche, hay opiniones encontradas. Pero yo, ya casi no puedo dormir de otra forma.

Y que les cuento para leer una buena novela. ¡La felicidad! Bueno, al menos para mí.

Por ello, cuando voy a México, después del saludo de mi padre y familia. De hablar hasta por los codos, de degustar los antojos, pasear, hacer los encargos, etc., algo me empieza a faltar y pensé y pensé hasta que supe que es ese delicioso pender; descansar pendiendo. Y entonces, ¡¡es hora de volver a Tabasco!

Acerca redaccion2 redaccion2

Consulta Tambien...

MUNDO RARO. Se llamará Ornán

Facebook Twitter Google+ Print Email WhatsAppOrnán Gómez El mensaje decía: Feliz cumpleaños, y que todos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ELOGIO DE LA HAMACA

María del Pilar Rodríguez Muchos años de vivir en el trópico, me han hecho adicta a esta maravilla: "Cuna de los dioses", chinchorro, columpio o como la conozcan: ¡¡La hamaca!!. Ese "dormir entre redes" y árboles de los nativos que sorprendió a Colón cuando la descubrió en las Bahamas, allá por 1492. Al principio no sabía ni como subirme, me caía, me mareaba o se me revolvía el estó